Trump se reunirá con Moon a finales de junio en Corea del Sur

El presidente estadounidense, Donald J. Trump (i), recibe al presidente surcoreano, Moon Jae-in (d), durante su encuentro en la Casa Blanca, Washington D.C (Estados Unidos). EFE/Archivo

Washington, 15 may (EFEUSA).- El presidente, Donald Trump, se reunirá con su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, a finales de junio en Corea del Sur para conversar sobre el desarme nuclear de Corea del Norte, informó hoy en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

La portavoz no especificó una fecha para el encuentro, pero explicó que se producirá aprovechando el viaje de Trump a Asia, adonde viajará con motivo de la cumbre del G20 que se celebrará el 28 y 29 de junio en Osaka, en el oeste de Japón.

«El presidente Trump y el presidente Moon continuarán con su estrecha coordinación en los esfuerzos para lograr la desnuclearización definitiva y total de la República Popular Democrática de Corea», manifestó Sanders.

Moon y Trump también conversarán sobre «formas de fortalecer la alianza entre EE.UU. y la República de Corea y la amistad entre dos pueblos».

El mandatario ya había anunciado que, en los márgenes del G20, tiene previsto reunirse con sus homólogos de Rusia, Vladímir Putin, y de China, Xi Jinping.

Washington y Corea del Norte iniciaron el año pasado un proceso de negociación que ha desembocado en dos cumbres entre Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un: la primera en junio de 2018 en Singapur y la segunda en febrero de este año en Hanói, que se cerró sin acuerdo sobre el proceso de desnuclearización.

En Hanói, Pionyang pidió una desnuclearización y una relajación de sanciones gradual, algo que la Casa Blanca sigue considerando inaceptable porque quiere que el proceso de desarme comience de manera inmediata.

EE.UU. y Corea del Sur, que ha actuado como mediador en el diálogo, establecieron en noviembre un «grupo de trabajo» para impulsar las negociaciones.

A comienzos de este mes, las autoridades anunciaron que se había suspendido la búsqueda conjunta con Pionyang de restos de soldados fallecidos en la guerra de Corea (1950-1953) debido al punto muerto en que se encuentran las negociaciones.

Después de la cumbre de Hanói, los funcionarios de Corea del Norte no se han vuelto a poner en contacto con las autoridades estadounidenses, explicó en un comunicado la Agencia de Contabilización de Desaparecidos en Combate y Prisioneros de Guerra del Departamento de Defensa (DPAA, en inglés).