Así juega el Borussia Dortmund, el rival del Real Madrid en la final: presión tras pérdida, verticalidad, contundencia defensiva…

Borussia Dortmund y Real Madrid disputan la final de la UEFA Champions League 2023-2024 en Wembley. El conjunto alemán es la gran sorpresa de esta edición después de dejar en el camino a equipos como el París Saint-Germain, Atlético de Madrid o PSV, además de clasificarse como primero en el grupo de la ‘muerte’ (PSG, Milan y Newcastle).

La buena predisposición defensiva, la ocupación de espacios, la verticalidad en ataque o la presión tras pérdida, unida a la gran calidad que posee la mayoría de sus futbolistas, ha provocado un cóctel perfecto para que el equipo liderado por Edin Terzic se convierta en la gran sensación del fútbol europeo.

Dominio defensivo

La contundencia defensiva ha sido una de las principales claves para que el Dortmund se encuentre a tan solo un paso de alcanzar la gloria en Champions. El eje central de la zaga formado por el veterano Mats Hummels y un sorprendente Nico Schlotterbeck han sido vitales para explayar en el verde la idea de juego del técnico alemán. Ambos jugadores han dominado prácticamente todos los registros sobre el terreno de juego, especialmente el juego aéreo (Hummels anotó de cabeza el 0-1 ante PSG), la contundencia, la presión tras pérdida, el orden defensivo y, sobre todo, la salida de balón.

Esta última cualidad la intentó aprovechar el Atlético de Madrid en la ida de los cuartos de final de la competición. El primer gol rojiblanco, precisamente, llegó tras una pérdida en defensa por intentar sacar la pelota jugada, lo que propició el error y el tanto de Rodrigo De Paul después de una presión perfecta en campo del conjunto germano. Sin embargo, esta idea de juego ha ayudado, en la mayor parte de los partidos, a superar líneas de presión, asentarse en territorio enemigo y comenzar una nueva jugada ofensiva, apoyándose en la mayoría de los casos en el ‘ancla’ Can y en su delantero Füllkrug para alcanzar la superioridad en el centro del campo.

La desconexión en algunos tramos de los partidos quizás sea uno de los puntos flacos de la defensa. Este escenario ha propiciado su mala clasificación en Liga (5º) y momentos donde ha dejado resurgir al rival cuando prácticamente estaba en la lona, caso parecido al que le ocurrió al Atlético en el Signal Iduna Park cuando empató el encuentro (2-2) en apenas cinco minutos de juego. No obstante, esta falta de concentración parece que la corrigió durante la eliminatoria del PSG, mostrando una solidez defensiva exquisita y dejando su portería a cero en ambos encuentros.

Verticalidad y recursos en ataque

Otras de los grandes cualidades que tiene el equipo de Edin Terzic es la verticalidad y el gran abanico de recursos en un ataque liderado por Julian Brandt. El mediapunta alemán ha sido la piedra angular del Borussia Dortmund durante todo el torneo, pasando cada balón por sus botas para iniciar prácticamente cada jugada en ataque. El temple, la clase, la calidad y , sobre todo, su efectividad de cara a portería (anotó el 1-0 en la vuelta ante el Atlético) han sido vitales para llevar en volandas a Londres al conjunto de Dortmund.

El trabajo tanto en ataque como en defensa de Karim Adeyemi y Jadon Sancho, que está viviendo su segunda juventud en Dortmund, también ha sido vital para el éxito del club ‘amarillo’. Ambos jugadores se han extasiado en cada encuentro y eliminatoria con un desgaste físico espectacular y han vuelto ‘locas’ a las defensas contrarias con su descaro, verticalidad y olfato goleador.

Precisamente, este último rasgo lo tiene perfeccionado Niclas Füllkrug, el ‘rey’ del gol en el Borussia Dortmund. El delantero germano, con su espectacular derroche físico y sus goles frente al Atlético de Madrid (anotó el 3-2 del empate en la eliminatoria) y París Saint-Germain (1-0 en la ida), se ha convertido en una pieza clave en el esquema de Terzic y ha finalizado la temporada como un auténtico filón del área. Asimismo, fija a los centrales como nadie y domina a la perfección el juego aéreo. Esta clasificación histórica, además, ha sido lograda por jugadores de la talla de Sabitzer, Reus, que jugará su último partido con el club de su vida, Wolf, Haller, Gittens, Ryerson, Kobel o Maatsen, entre otros.

Así juega el Borussia Dortmund, el rival del Real Madrid en la final: presión tras pérdida, verticalidad, contundencia defensiva…

Borussia Dortmund y Real Madrid disputan la final de la UEFA Champions League 2023-2024 en Wembley. El conjunto alemán es la gran sorpresa de esta edición después de dejar en el camino a equipos como el París Saint-Germain, Atlético de Madrid o PSV, además de clasificarse como primero en el grupo de la 'muerte' (PSG, Milan y Newcastle).

La buena predisposición defensiva, la ocupación de espacios, la verticalidad en ataque o la presión tras pérdida, unida a la gran calidad que posee la mayoría de sus futbolistas, ha provocado un cóctel perfecto para que el equipo liderado por Edin Terzic se convierta en la gran sensación del fútbol europeo.

Dominio defensivo

La contundencia defensiva ha sido una de las principales claves para que el Dortmund se encuentre a tan solo un paso de alcanzar la gloria en Champions. El eje central de la zaga formado por el veterano Mats Hummels y un sorprendente Nico Schlotterbeck han sido vitales para explayar en el verde la idea de juego del técnico alemán. Ambos jugadores han dominado prácticamente todos los registros sobre el terreno de juego, especialmente el juego aéreo (Hummels anotó de cabeza el 0-1 ante PSG), la contundencia, la presión tras pérdida, el orden defensivo y, sobre todo, la salida de balón.

Esta última cualidad la intentó aprovechar el Atlético de Madrid en la ida de los cuartos de final de la competición. El primer gol rojiblanco, precisamente, llegó tras una pérdida en defensa por intentar sacar la pelota jugada, lo que propició el error y el tanto de Rodrigo De Paul después de una presión perfecta en campo del conjunto germano. Sin embargo, esta idea de juego ha ayudado, en la mayor parte de los partidos, a superar líneas de presión, asentarse en territorio enemigo y comenzar una nueva jugada ofensiva, apoyándose en la mayoría de los casos en el 'ancla' Can y en su delantero Füllkrug para alcanzar la superioridad en el centro del campo.

La desconexión en algunos tramos de los partidos quizás sea uno de los puntos flacos de la defensa. Este escenario ha propiciado su mala clasificación en Liga (5º) y momentos donde ha dejado resurgir al rival cuando prácticamente estaba en la lona, caso parecido al que le ocurrió al Atlético en el Signal Iduna Park cuando empató el encuentro (2-2) en apenas cinco minutos de juego. No obstante, esta falta de concentración parece que la corrigió durante la eliminatoria del PSG, mostrando una solidez defensiva exquisita y dejando su portería a cero en ambos encuentros.

Verticalidad y recursos en ataque

Otras de los grandes cualidades que tiene el equipo de Edin Terzic es la verticalidad y el gran abanico de recursos en un ataque liderado por Julian Brandt. El mediapunta alemán ha sido la piedra angular del Borussia Dortmund durante todo el torneo, pasando cada balón por sus botas para iniciar prácticamente cada jugada en ataque. El temple, la clase, la calidad y , sobre todo, su efectividad de cara a portería (anotó el 1-0 en la vuelta ante el Atlético) han sido vitales para llevar en volandas a Londres al conjunto de Dortmund.

El trabajo tanto en ataque como en defensa de Karim Adeyemi y Jadon Sancho, que está viviendo su segunda juventud en Dortmund, también ha sido vital para el éxito del club 'amarillo'. Ambos jugadores se han extasiado en cada encuentro y eliminatoria con un desgaste físico espectacular y han vuelto 'locas' a las defensas contrarias con su descaro, verticalidad y olfato goleador.

Precisamente, este último rasgo lo tiene perfeccionado Niclas Füllkrug, el 'rey' del gol en el Borussia Dortmund. El delantero germano, con su espectacular derroche físico y sus goles frente al Atlético de Madrid (anotó el 3-2 del empate en la eliminatoria) y París Saint-Germain (1-0 en la ida), se ha convertido en una pieza clave en el esquema de Terzic y ha finalizado la temporada como un auténtico filón del área. Asimismo, fija a los centrales como nadie y domina a la perfección el juego aéreo. Esta clasificación histórica, además, ha sido lograda por jugadores de la talla de Sabitzer, Reus, que jugará su último partido con el club de su vida, Wolf, Haller, Gittens, Ryerson, Kobel o Maatsen, entre otros.

Borussia Dortmund y Real Madrid disputan la final de la UEFA Champions League 2023-2024 en Wembley. El conjunto alemán es la gran sorpresa de esta edición después de dejar en el camino a equipos como el París Saint-Germain, Atlético de Madrid o PSV, además de clasificarse como primero en el grupo de la ‘muerte’ (PSG, Milan y Newcastle).

La buena predisposición defensiva, la ocupación de espacios, la verticalidad en ataque o la presión tras pérdida, unida a la gran calidad que posee la mayoría de sus futbolistas, ha provocado un cóctel perfecto para que el equipo liderado por Edin Terzic se convierta en la gran sensación del fútbol europeo.

Dominio defensivo

La contundencia defensiva ha sido una de las principales claves para que el Dortmund se encuentre a tan solo un paso de alcanzar la gloria en Champions. El eje central de la zaga formado por el veterano Mats Hummels y un sorprendente Nico Schlotterbeck han sido vitales para explayar en el verde la idea de juego del técnico alemán. Ambos jugadores han dominado prácticamente todos los registros sobre el terreno de juego, especialmente el juego aéreo (Hummels anotó de cabeza el 0-1 ante PSG), la contundencia, la presión tras pérdida, el orden defensivo y, sobre todo, la salida de balón.

Esta última cualidad la intentó aprovechar el Atlético de Madrid en la ida de los cuartos de final de la competición. El primer gol rojiblanco, precisamente, llegó tras una pérdida en defensa por intentar sacar la pelota jugada, lo que propició el error y el tanto de Rodrigo De Paul después de una presión perfecta en campo del conjunto germano. Sin embargo, esta idea de juego ha ayudado, en la mayor parte de los partidos, a superar líneas de presión, asentarse en territorio enemigo y comenzar una nueva jugada ofensiva, apoyándose en la mayoría de los casos en el ‘ancla’ Can y en su delantero Füllkrug para alcanzar la superioridad en el centro del campo.

La desconexión en algunos tramos de los partidos quizás sea uno de los puntos flacos de la defensa. Este escenario ha propiciado su mala clasificación en Liga (5º) y momentos donde ha dejado resurgir al rival cuando prácticamente estaba en la lona, caso parecido al que le ocurrió al Atlético en el Signal Iduna Park cuando empató el encuentro (2-2) en apenas cinco minutos de juego. No obstante, esta falta de concentración parece que la corrigió durante la eliminatoria del PSG, mostrando una solidez defensiva exquisita y dejando su portería a cero en ambos encuentros.

Verticalidad y recursos en ataque

Otras de los grandes cualidades que tiene el equipo de Edin Terzic es la verticalidad y el gran abanico de recursos en un ataque liderado por Julian Brandt. El mediapunta alemán ha sido la piedra angular del Borussia Dortmund durante todo el torneo, pasando cada balón por sus botas para iniciar prácticamente cada jugada en ataque. El temple, la clase, la calidad y , sobre todo, su efectividad de cara a portería (anotó el 1-0 en la vuelta ante el Atlético) han sido vitales para llevar en volandas a Londres al conjunto de Dortmund.

El trabajo tanto en ataque como en defensa de Karim Adeyemi y Jadon Sancho, que está viviendo su segunda juventud en Dortmund, también ha sido vital para el éxito del club ‘amarillo’. Ambos jugadores se han extasiado en cada encuentro y eliminatoria con un desgaste físico espectacular y han vuelto ‘locas’ a las defensas contrarias con su descaro, verticalidad y olfato goleador.

Precisamente, este último rasgo lo tiene perfeccionado Niclas Füllkrug, el ‘rey’ del gol en el Borussia Dortmund. El delantero germano, con su espectacular derroche físico y sus goles frente al Atlético de Madrid (anotó el 3-2 del empate en la eliminatoria) y París Saint-Germain (1-0 en la ida), se ha convertido en una pieza clave en el esquema de Terzic y ha finalizado la temporada como un auténtico filón del área. Asimismo, fija a los centrales como nadie y domina a la perfección el juego aéreo. Esta clasificación histórica, además, ha sido lograda por jugadores de la talla de Sabitzer, Reus, que jugará su último partido con el club de su vida, Wolf, Haller, Gittens, Ryerson, Kobel o Maatsen, entre otros.