Así son los millonarios contratos de la Supercopa de España que han acabado con la imputación de Gerard Piqué

La investigación iniciada por el Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda por las presuntas irregularidades en contratos de la RFEF continúa y ha desembocado ahora en la imputación de Gerard Piqué por el acuerdo millonario que llevó la Supercopa de España a Arabia Saudí, en el que su empresa, Kosmos, actuó como intermediaria.

En concreto, el compromiso adquirido por la Federación Española con el país árabe en 2019 acordaba la celebración de la competición en Arabia Saudí entre 2020 y 2026 —aunque posteriormente la fecha límite se extendió a 2029— a cambio de 40 millones de euros al año.

Esa cifra, por otro lado, está sujeta a la participación de Real Madrid y FC Barcelona en el torneo: la no participación de blancos y culés en el torneo reduce el pago del reino saudí en hasta 10 millones de euros, cinco por cada equipo.

Respecto a cuánto dinero ingresa cada club por disputar la Supercopa de España, el contrato estipulaba cantidades desiguales: este año, el cuadro madridista y el blaugrana han ingresado seis millones de euros cada uno, por los tres que se embolsó el Atlético de Madrid y los 1,5 millones que ganó Osasuna.

Estas, sin embargo, no son las únicas cifras que manejaba el contrato, que también incluía una elevada comisión para Gerard Piqué por su actuación como intermediario en el acuerdo: un total de 24 millones de euros repartidos en los seis años de duración del acuerdo inicial, es decir, cuatro millones de euros al año.

Así son los millonarios contratos de la Supercopa de España que han acabado con la imputación de Gerard Piqué

La investigación iniciada por el Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda por las presuntas irregularidades en contratos de la RFEF continúa y ha desembocado ahora en la imputación de Gerard Piqué por el acuerdo millonario que llevó la Supercopa de España a Arabia Saudí, en el que su empresa, Kosmos, actuó como intermediaria.

En concreto, el compromiso adquirido por la Federación Española con el país árabe en 2019 acordaba la celebración de la competición en Arabia Saudí entre 2020 y 2026 —aunque posteriormente la fecha límite se extendió a 2029— a cambio de 40 millones de euros al año.

Esa cifra, por otro lado, está sujeta a la participación de Real Madrid y FC Barcelona en el torneo: la no participación de blancos y culés en el torneo reduce el pago del reino saudí en hasta 10 millones de euros, cinco por cada equipo.

Respecto a cuánto dinero ingresa cada club por disputar la Supercopa de España, el contrato estipulaba cantidades desiguales: este año, el cuadro madridista y el blaugrana han ingresado seis millones de euros cada uno, por los tres que se embolsó el Atlético de Madrid y los 1,5 millones que ganó Osasuna.

Estas, sin embargo, no son las únicas cifras que manejaba el contrato, que también incluía una elevada comisión para Gerard Piqué por su actuación como intermediario en el acuerdo: un total de 24 millones de euros repartidos en los seis años de duración del acuerdo inicial, es decir, cuatro millones de euros al año.

La investigación iniciada por el Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda por las presuntas irregularidades en contratos de la RFEF continúa y ha desembocado ahora en la imputación de Gerard Piqué por el acuerdo millonario que llevó la Supercopa de España a Arabia Saudí, en el que su empresa, Kosmos, actuó como intermediaria.

En concreto, el compromiso adquirido por la Federación Española con el país árabe en 2019 acordaba la celebración de la competición en Arabia Saudí entre 2020 y 2026 —aunque posteriormente la fecha límite se extendió a 2029— a cambio de 40 millones de euros al año.

Esa cifra, por otro lado, está sujeta a la participación de Real Madrid y FC Barcelona en el torneo: la no participación de blancos y culés en el torneo reduce el pago del reino saudí en hasta 10 millones de euros, cinco por cada equipo.

Respecto a cuánto dinero ingresa cada club por disputar la Supercopa de España, el contrato estipulaba cantidades desiguales: este año, el cuadro madridista y el blaugrana han ingresado seis millones de euros cada uno, por los tres que se embolsó el Atlético de Madrid y los 1,5 millones que ganó Osasuna.

Estas, sin embargo, no son las únicas cifras que manejaba el contrato, que también incluía una elevada comisión para Gerard Piqué por su actuación como intermediario en el acuerdo: un total de 24 millones de euros repartidos en los seis años de duración del acuerdo inicial, es decir, cuatro millones de euros al año.