Del hospital a brillar en Roland Garros… en menos de un año: los motivos para creer en una vuelta estelar de Nadal

Rafa Nadal sorprendió a todos este lunes con el gran nivel desplegado en su debut en Roland Garros ante Alexander Zverev. Cayó derrotado, sí, pero el abultado marcador no fue reflejo de la calidad tenística ofrecida por el manacorí, más después del calvario de lesiones que le hicieron pasar por quirófano por última vez hace menos de un año.

360 días, ni un año completo, han pasado desde el 3 de junio de 2023, fecha de la sorprendente imagen de Nadal en la cama de un hospital que, ese día, con Roland Garros en disputa, corrió como la pólvora. Se tomó en la clínica Teknon de Barcelona, justo tras la intervención realizada por los doctores Philippon, Vilaró y Ruiz-Cotorro para comprobar la lesión del psoas izquierdo sufrida meses antes en Australia y reparar una vieja lesión en la cadera.

Cinco meses de baja señaló su equipo que estaría tras una cirugía «lenta, metódica y muy pulida», tiempo que cumplió a la perfección para regresar en Oceanía en ese breve paso por Brisbane que volvió a interrumpir su progresión.

No pudo estar en Oriente Medio, ni en Estados Unidos, ni en Montecarlo… pero regresó en Barcelona sin rodaje para preparar su vuelta a Roland Garros. También se probaría en Madrid y en Roma con resultado menos satisfactorio de lo previsto, pero con la ilusión intacta.

Siguió trabajando, obstinado en su objetivo, para llegar y cumplir su promesa como finalmente ha hecho. Sentirse competitivo en la Philippe Chatrier, tal y como demostró este lunes.

12 partidos ha disputado Nadal desde la fatídica lesión ante Mackenzie McDonald del pasado enero de 2023, un rodaje muy escaso en año y medio que le ha permitido competir de tú a tú con uno de los hombres más en forma del circuito.

«No sé si es la última vez, si es la última vez lo he disfrutado mucho», dijo Nadal a pie de pista tras caer eliminado de Roland Garros. La dudas son normales porque «tras dos años muy duro de lesiones» Rafa ha vuelto a demostrar que puede estar a la altura de los mejores y ahora él también cree en una vuelta estelar.

Del hospital a brillar en Roland Garros… en menos de un año: los motivos para creer en una vuelta estelar de Nadal

Rafa Nadal sorprendió a todos este lunes con el gran nivel desplegado en su debut en Roland Garros ante Alexander Zverev. Cayó derrotado, sí, pero el abultado marcador no fue reflejo de la calidad tenística ofrecida por el manacorí, más después del calvario de lesiones que le hicieron pasar por quirófano por última vez hace menos de un año.

360 días, ni un año completo, han pasado desde el 3 de junio de 2023, fecha de la sorprendente imagen de Nadal en la cama de un hospital que, ese día, con Roland Garros en disputa, corrió como la pólvora. Se tomó en la clínica Teknon de Barcelona, justo tras la intervención realizada por los doctores Philippon, Vilaró y Ruiz-Cotorro para comprobar la lesión del psoas izquierdo sufrida meses antes en Australia y reparar una vieja lesión en la cadera.

Cinco meses de baja señaló su equipo que estaría tras una cirugía "lenta, metódica y muy pulida", tiempo que cumplió a la perfección para regresar en Oceanía en ese breve paso por Brisbane que volvió a interrumpir su progresión.

No pudo estar en Oriente Medio, ni en Estados Unidos, ni en Montecarlo... pero regresó en Barcelona sin rodaje para preparar su vuelta a Roland Garros. También se probaría en Madrid y en Roma con resultado menos satisfactorio de lo previsto, pero con la ilusión intacta.

Siguió trabajando, obstinado en su objetivo, para llegar y cumplir su promesa como finalmente ha hecho. Sentirse competitivo en la Philippe Chatrier, tal y como demostró este lunes.

12 partidos ha disputado Nadal desde la fatídica lesión ante Mackenzie McDonald del pasado enero de 2023, un rodaje muy escaso en año y medio que le ha permitido competir de tú a tú con uno de los hombres más en forma del circuito.

"No sé si es la última vez, si es la última vez lo he disfrutado mucho", dijo Nadal a pie de pista tras caer eliminado de Roland Garros. La dudas son normales porque "tras dos años muy duro de lesiones" Rafa ha vuelto a demostrar que puede estar a la altura de los mejores y ahora él también cree en una vuelta estelar.

Rafa Nadal sorprendió a todos este lunes con el gran nivel desplegado en su debut en Roland Garros ante Alexander Zverev. Cayó derrotado, sí, pero el abultado marcador no fue reflejo de la calidad tenística ofrecida por el manacorí, más después del calvario de lesiones que le hicieron pasar por quirófano por última vez hace menos de un año.

360 días, ni un año completo, han pasado desde el 3 de junio de 2023, fecha de la sorprendente imagen de Nadal en la cama de un hospital que, ese día, con Roland Garros en disputa, corrió como la pólvora. Se tomó en la clínica Teknon de Barcelona, justo tras la intervención realizada por los doctores Philippon, Vilaró y Ruiz-Cotorro para comprobar la lesión del psoas izquierdo sufrida meses antes en Australia y reparar una vieja lesión en la cadera.

Cinco meses de baja señaló su equipo que estaría tras una cirugía «lenta, metódica y muy pulida», tiempo que cumplió a la perfección para regresar en Oceanía en ese breve paso por Brisbane que volvió a interrumpir su progresión.

No pudo estar en Oriente Medio, ni en Estados Unidos, ni en Montecarlo… pero regresó en Barcelona sin rodaje para preparar su vuelta a Roland Garros. También se probaría en Madrid y en Roma con resultado menos satisfactorio de lo previsto, pero con la ilusión intacta.

Siguió trabajando, obstinado en su objetivo, para llegar y cumplir su promesa como finalmente ha hecho. Sentirse competitivo en la Philippe Chatrier, tal y como demostró este lunes.

12 partidos ha disputado Nadal desde la fatídica lesión ante Mackenzie McDonald del pasado enero de 2023, un rodaje muy escaso en año y medio que le ha permitido competir de tú a tú con uno de los hombres más en forma del circuito.

«No sé si es la última vez, si es la última vez lo he disfrutado mucho», dijo Nadal a pie de pista tras caer eliminado de Roland Garros. La dudas son normales porque «tras dos años muy duro de lesiones» Rafa ha vuelto a demostrar que puede estar a la altura de los mejores y ahora él también cree en una vuelta estelar.