Di María se plantea su vuelta a Argentina tras las amenazas del narcotráfico: "Que no vuelva o si no…"

Ángel Di María se acerca a su retirada a sus 36 años, una edad en la que aún espera apurar un poco más las últimas gotas de fútbol que tiene en sus botas, algo que quizás no pueda hacer, como tenía previsto, en el equipo que le vio crecer, Rosario Central, por culpa de las amenazas del narcotráfico.

El plan del ‘fideo’ era claro y público tras unas declaraciones realizadas recientemente: despedirse del Benfica tras acabar contrato y poner rumbo a Rosario Central tras la Copa América, pero su sueño se ve ahora amenazado por la violencia callejera de su país natal.

Una de las muestras de ello es el mural dedicado al jugador en su tierra natal, justo donde jugaba de niño, que luce desde hace muy poco vandalizado con la frase: «¿Todavía vas a volver?»

Pero no es ni mucho menos la única, pues recientemente dos encapuchados volvieron a dejar un mensaje para Di María en un papel tras tirotear una gasolinera: «Te estamos esperando Di María, los rosarinos», rezaba.

«Dile a tu hijo Ángel que a Rosario no vuelva más porque si no le cagamos matando un familiar. Ni Pullaro [el gobernador de la provincia de Santa Fe] te va a salvar. Nosotros no tiramos papelitos. Plomo y muertos tiramos», fue otro de los mensajes que recibió la familia del jugador, según recoge en una noticia reciente el diario Marca.

No es bienvenido el futbolista allí donde creció su talento, algo que podría hacer cambiar de opinión al ‘fideo’. Cierto es que si volviera es por pura pasión, pues en otras latitudes ofrecen contratos mucho más suculentos al que ha sido uno de los jugadores más importantes de la historia de Argentina.

Tal es la presión que vive ahora el futbolista en su país que el Club Atlético Rosario Central, su deseado club de regreso, ha lanzado un comunicado en el que condena esta actitud y pide el cese de unas amenazas que «atentan directamente contra la economía y éxito deportivo de los clubes».

Di María se plantea su vuelta a Argentina tras las amenazas del narcotráfico: "Que no vuelva o si no…"

Ángel Di María se acerca a su retirada a sus 36 años, una edad en la que aún espera apurar un poco más las últimas gotas de fútbol que tiene en sus botas, algo que quizás no pueda hacer, como tenía previsto, en el equipo que le vio crecer, Rosario Central, por culpa de las amenazas del narcotráfico.

El plan del 'fideo' era claro y público tras unas declaraciones realizadas recientemente: despedirse del Benfica tras acabar contrato y poner rumbo a Rosario Central tras la Copa América, pero su sueño se ve ahora amenazado por la violencia callejera de su país natal.

Una de las muestras de ello es el mural dedicado al jugador en su tierra natal, justo donde jugaba de niño, que luce desde hace muy poco vandalizado con la frase: "¿Todavía vas a volver?"

Pero no es ni mucho menos la única, pues recientemente dos encapuchados volvieron a dejar un mensaje para Di María en un papel tras tirotear una gasolinera: "Te estamos esperando Di María, los rosarinos", rezaba.

"Dile a tu hijo Ángel que a Rosario no vuelva más porque si no le cagamos matando un familiar. Ni Pullaro [el gobernador de la provincia de Santa Fe] te va a salvar. Nosotros no tiramos papelitos. Plomo y muertos tiramos", fue otro de los mensajes que recibió la familia del jugador, según recoge en una noticia reciente el diario Marca.

No es bienvenido el futbolista allí donde creció su talento, algo que podría hacer cambiar de opinión al 'fideo'. Cierto es que si volviera es por pura pasión, pues en otras latitudes ofrecen contratos mucho más suculentos al que ha sido uno de los jugadores más importantes de la historia de Argentina.

Tal es la presión que vive ahora el futbolista en su país que el Club Atlético Rosario Central, su deseado club de regreso, ha lanzado un comunicado en el que condena esta actitud y pide el cese de unas amenazas que "atentan directamente contra la economía y éxito deportivo de los clubes".

Ángel Di María se acerca a su retirada a sus 36 años, una edad en la que aún espera apurar un poco más las últimas gotas de fútbol que tiene en sus botas, algo que quizás no pueda hacer, como tenía previsto, en el equipo que le vio crecer, Rosario Central, por culpa de las amenazas del narcotráfico.

El plan del ‘fideo’ era claro y público tras unas declaraciones realizadas recientemente: despedirse del Benfica tras acabar contrato y poner rumbo a Rosario Central tras la Copa América, pero su sueño se ve ahora amenazado por la violencia callejera de su país natal.

Una de las muestras de ello es el mural dedicado al jugador en su tierra natal, justo donde jugaba de niño, que luce desde hace muy poco vandalizado con la frase: «¿Todavía vas a volver?»

Pero no es ni mucho menos la única, pues recientemente dos encapuchados volvieron a dejar un mensaje para Di María en un papel tras tirotear una gasolinera: «Te estamos esperando Di María, los rosarinos», rezaba.

«Dile a tu hijo Ángel que a Rosario no vuelva más porque si no le cagamos matando un familiar. Ni Pullaro [el gobernador de la provincia de Santa Fe] te va a salvar. Nosotros no tiramos papelitos. Plomo y muertos tiramos», fue otro de los mensajes que recibió la familia del jugador, según recoge en una noticia reciente el diario Marca.

No es bienvenido el futbolista allí donde creció su talento, algo que podría hacer cambiar de opinión al ‘fideo’. Cierto es que si volviera es por pura pasión, pues en otras latitudes ofrecen contratos mucho más suculentos al que ha sido uno de los jugadores más importantes de la historia de Argentina.

Tal es la presión que vive ahora el futbolista en su país que el Club Atlético Rosario Central, su deseado club de regreso, ha lanzado un comunicado en el que condena esta actitud y pide el cese de unas amenazas que «atentan directamente contra la economía y éxito deportivo de los clubes».