La redención de Eriksen 1.100 días después: de sufrir un paro cardíaco a anotar el primer gol de Dinamarca en la Eurocopa

Una profunda angustia se sintió en todo el mundo, y especialmente en Copenhage, el pasado 12 de junio de 2021. Era el día en que Dinamarca debutaba en la Eurocopa, pero la fiesta del fútbol quedó a un lado cuando Christian Eriksen sufrió un paro cardíaco y se desplomó sobre el terreno de juego. A punto estuvo de perder la vida el futbolista danés, que 1.100 días después ha vivido su redención particular en el mismo escenario.

En el estreno de su selección en Alemania 2024 ante Eslovenia, el ’10’ ha sido el autor del primer gol del combinado danés en esta edición del torneo continental, que ha servido para que Dinamarca sume un punto en su grupo.

Así de justo ha sido el fútbol con Christian Eriksen, que no ha desperdiciado el pase de tacón de Jonas Wind, en el minuto 17 del choque con 0-0 en el marcador, para abrir la lata. El tiempo pareció detenerse en el momento en el que el capitán danés controló el balón con el pecho, antes de clavar el balón en la red con una volea.

🥲𝐄𝐥 𝐟ú𝐭𝐛𝐨𝐥 𝐭𝐢𝐞𝐧𝐞 𝐦𝐞𝐦𝐨𝐫𝐢𝐚 #EuroRTVE

El fútbol siempre recuerda recuerda a sus LEYENDAS

Christian Eriksen cierra el círculo marcando el primer gol de Dinamarca en la #EURO2024 después del susto de la Euro 2021

📺En DIRECTO: https://t.co/m37SDFBLMd pic.twitter.com/3MvbCYRtAE

— Teledeporte (@teledeporte) June 16, 2024

«Para mí, personalmente, todo lo que sea jugar más que un partido es mejorar. Pero volver a este nivel [jugar una Eurocopa] ha sido un objetivo desde el principio. Han pasado tres años y mientras tanto han pasado muchas cosas. No pienso en ello a diario, no pienso demasiado en eso. Solo pienso en jugar al fútbol y en cosas positivas», había dicho el jugador del Manchester United antes del partido.

Lo que ocurrió aquel 12 de junio

Nadie olvidará nunca el momento en el que el corazón de Christian Eriksen se detuvo durante casi 10 minutos, cuando el crono reflejaba el minuto 40 de partido. Ni las lágrimas de los futbolistas de la selección danesa, que formaron un muro alrededor de su compañero mientras los médicos trabajaban incansablemente para reanimarle.

Tampoco la intervención del capitán Simon Kjaer, el primero en llegar al punto en el que se había desvanecido el ’10’, evitando que se ahogara con su lengua y colocándole en la posición lateral de seguridad. Al final, todo terminó quedando en un susto: Eriksen se marchó del estadio en camilla, con respiración asistida, pero consciente.

«Recuerdo que la pelota me golpeó. Siento que estoy devolviéndola con la espinilla y a la vez un calambre en la pantorrilla. Y entonces, me voy. Cuando me desperté, fue como estar muy distante. No fue como un sueño. No recordaba nada. En los sueños uno suele recordar pequeñas partes. En este caso, no. Tuve que luchar con mi respiración. Luego, en silencio, empiezo a ver gente. Todos los médicos a mi alrededor», narró el futbolista del United tiempo después.

El centrocampista no volvió a pisar un terreno de juego hasta pasados ocho meses de lo ocurrido. Fue con la camiseta del Brentford, en febrero de 2021. Un año después, el danés disputó el Mundial de Qatar con su selección, y hoy, 16 de junio de 2024, transcurridos 1.100 días desde que volviese a nacer, Eriksen tiene su redención en la Eurocopa.

La redención de Eriksen 1.100 días después: de sufrir un paro cardíaco a anotar el primer gol de Dinamarca en la Eurocopa

Una profunda angustia se sintió en todo el mundo, y especialmente en Copenhage, el pasado 12 de junio de 2021. Era el día en que Dinamarca debutaba en la Eurocopa, pero la fiesta del fútbol quedó a un lado cuando Christian Eriksen sufrió un paro cardíaco y se desplomó sobre el terreno de juego. A punto estuvo de perder la vida el futbolista danés, que 1.100 días después ha vivido su redención particular en el mismo escenario.

En el estreno de su selección en Alemania 2024 ante Eslovenia, el '10' ha sido el autor del primer gol del combinado danés en esta edición del torneo continental, que ha servido para que Dinamarca sume un punto en su grupo.

Así de justo ha sido el fútbol con Christian Eriksen, que no ha desperdiciado el pase de tacón de Jonas Wind, en el minuto 17 del choque con 0-0 en el marcador, para abrir la lata. El tiempo pareció detenerse en el momento en el que el capitán danés controló el balón con el pecho, antes de clavar el balón en la red con una volea.

🥲𝐄𝐥 𝐟ú𝐭𝐛𝐨𝐥 𝐭𝐢𝐞𝐧𝐞 𝐦𝐞𝐦𝐨𝐫𝐢𝐚 #EuroRTVE

El fútbol siempre recuerda recuerda a sus LEYENDAS

Christian Eriksen cierra el círculo marcando el primer gol de Dinamarca en la #EURO2024 después del susto de la Euro 2021

📺En DIRECTO: https://t.co/m37SDFBLMd pic.twitter.com/3MvbCYRtAE

— Teledeporte (@teledeporte) June 16, 2024

"Para mí, personalmente, todo lo que sea jugar más que un partido es mejorar. Pero volver a este nivel [jugar una Eurocopa] ha sido un objetivo desde el principio. Han pasado tres años y mientras tanto han pasado muchas cosas. No pienso en ello a diario, no pienso demasiado en eso. Solo pienso en jugar al fútbol y en cosas positivas", había dicho el jugador del Manchester United antes del partido.

Lo que ocurrió aquel 12 de junio

Nadie olvidará nunca el momento en el que el corazón de Christian Eriksen se detuvo durante casi 10 minutos, cuando el crono reflejaba el minuto 40 de partido. Ni las lágrimas de los futbolistas de la selección danesa, que formaron un muro alrededor de su compañero mientras los médicos trabajaban incansablemente para reanimarle.

Tampoco la intervención del capitán Simon Kjaer, el primero en llegar al punto en el que se había desvanecido el '10', evitando que se ahogara con su lengua y colocándole en la posición lateral de seguridad. Al final, todo terminó quedando en un susto: Eriksen se marchó del estadio en camilla, con respiración asistida, pero consciente.

"Recuerdo que la pelota me golpeó. Siento que estoy devolviéndola con la espinilla y a la vez un calambre en la pantorrilla. Y entonces, me voy. Cuando me desperté, fue como estar muy distante. No fue como un sueño. No recordaba nada. En los sueños uno suele recordar pequeñas partes. En este caso, no. Tuve que luchar con mi respiración. Luego, en silencio, empiezo a ver gente. Todos los médicos a mi alrededor", narró el futbolista del United tiempo después.

El centrocampista no volvió a pisar un terreno de juego hasta pasados ocho meses de lo ocurrido. Fue con la camiseta del Brentford, en febrero de 2021. Un año después, el danés disputó el Mundial de Qatar con su selección, y hoy, 16 de junio de 2024, transcurridos 1.100 días desde que volviese a nacer, Eriksen tiene su redención en la Eurocopa.

Una profunda angustia se sintió en todo el mundo, y especialmente en Copenhage, el pasado 12 de junio de 2021. Era el día en que Dinamarca debutaba en la Eurocopa, pero la fiesta del fútbol quedó a un lado cuando Christian Eriksen sufrió un paro cardíaco y se desplomó sobre el terreno de juego. A punto estuvo de perder la vida el futbolista danés, que 1.100 días después ha vivido su redención particular en el mismo escenario.

En el estreno de su selección en Alemania 2024 ante Eslovenia, el ’10’ ha sido el autor del primer gol del combinado danés en esta edición del torneo continental, que ha servido para que Dinamarca sume un punto en su grupo.

Así de justo ha sido el fútbol con Christian Eriksen, que no ha desperdiciado el pase de tacón de Jonas Wind, en el minuto 17 del choque con 0-0 en el marcador, para abrir la lata. El tiempo pareció detenerse en el momento en el que el capitán danés controló el balón con el pecho, antes de clavar el balón en la red con una volea.

🥲𝐄𝐥 𝐟ú𝐭𝐛𝐨𝐥 𝐭𝐢𝐞𝐧𝐞 𝐦𝐞𝐦𝐨𝐫𝐢𝐚 #EuroRTVE

El fútbol siempre recuerda recuerda a sus LEYENDAS

Christian Eriksen cierra el círculo marcando el primer gol de Dinamarca en la #EURO2024 después del susto de la Euro 2021

📺En DIRECTO: https://t.co/m37SDFBLMd pic.twitter.com/3MvbCYRtAE

— Teledeporte (@teledeporte) June 16, 2024

«Para mí, personalmente, todo lo que sea jugar más que un partido es mejorar. Pero volver a este nivel [jugar una Eurocopa] ha sido un objetivo desde el principio. Han pasado tres años y mientras tanto han pasado muchas cosas. No pienso en ello a diario, no pienso demasiado en eso. Solo pienso en jugar al fútbol y en cosas positivas», había dicho el jugador del Manchester United antes del partido.

Lo que ocurrió aquel 12 de junio

Nadie olvidará nunca el momento en el que el corazón de Christian Eriksen se detuvo durante casi 10 minutos, cuando el crono reflejaba el minuto 40 de partido. Ni las lágrimas de los futbolistas de la selección danesa, que formaron un muro alrededor de su compañero mientras los médicos trabajaban incansablemente para reanimarle.

Tampoco la intervención del capitán Simon Kjaer, el primero en llegar al punto en el que se había desvanecido el ’10’, evitando que se ahogara con su lengua y colocándole en la posición lateral de seguridad. Al final, todo terminó quedando en un susto: Eriksen se marchó del estadio en camilla, con respiración asistida, pero consciente.

«Recuerdo que la pelota me golpeó. Siento que estoy devolviéndola con la espinilla y a la vez un calambre en la pantorrilla. Y entonces, me voy. Cuando me desperté, fue como estar muy distante. No fue como un sueño. No recordaba nada. En los sueños uno suele recordar pequeñas partes. En este caso, no. Tuve que luchar con mi respiración. Luego, en silencio, empiezo a ver gente. Todos los médicos a mi alrededor», narró el futbolista del United tiempo después.

El centrocampista no volvió a pisar un terreno de juego hasta pasados ocho meses de lo ocurrido. Fue con la camiseta del Brentford, en febrero de 2021. Un año después, el danés disputó el Mundial de Qatar con su selección, y hoy, 16 de junio de 2024, transcurridos 1.100 días desde que volviese a nacer, Eriksen tiene su redención en la Eurocopa.