La Roja busca su clasificación a octavos ante el 'eterno' rival en la Eurocopa: Italia

Tras su brillante debut en la Eurocopa con una goleada ante Croacia, España tiene hoy enfrente otro durísimo rival, una Italia que permitirá calibrar si lo sucedido en el estreno fue un espejismo o si realmente el equipo de Luis de la Fuente es un aspirante a todo.

El empate del equipo de Luka Modric ayer ante Albania le ha restado algo de tensión al choque, pues mal se les tiene que dar a ambos para no meterse en los octavos de final. La sombra del biscotto planea, pues el empate parece valerles a ambos, pero parece demasiado pronto para ese tipo de cábalas. Eso sí, que nadie descarte que ambos levanten el pie del acelerador en algún momento del partido.

De la Fuente parece tener las ideas bastante claras en cuanto a su once, pero bien es cierto que las rotaciones son necesarias en un torneo tan intenso y estas pueden empezar a producirse en puestos en los que no hay un titular fijo. Carvajal, Le Normand y Nacho parecen fijos –no parece Laporte al 100% todavía–, pero hay dudas con el lateral izquierdo. Cucurella lo hizo bien ante Croacia, pero Grimaldo tendrá sus minutos en el torneo.

En el centro del campo, Dani Olmo reivindica su momento pese a que no brilló en el estreno. Podría entrar algo más adelantado –para asegurar reforzar el centro del campo– o entrar en el once por Pedri.

En ataque, Lamine Yamal brilló y es indiscutible ahora mismo para un partido así, mientras que los galones de Morata no se discuten, menos tras su gol ante los croatas.

Italia es un viejo y conocido enemigo. Ya son cinco veces seguidas en las que la Roja y la Azzurra se han enfrentado en la Eurocopa–en 2012 lo hicieron dos veces, la primera en la fase de grupos también–, y las dos últimas victorias transalpinas –2016 y 2021– ponen en aviso al equipo español.

En el equipo de Luciano Spalletti, varios nombres a vigilar: los talentosos Nicolo Barella y Federico Chiesa, el incisivo Lorenzo Pellegrini y el potente Gianluca Scamacca.

La Roja busca su clasificación a octavos ante el 'eterno' rival en la Eurocopa: Italia

Tras su brillante debut en la Eurocopa con una goleada ante Croacia, España tiene hoy enfrente otro durísimo rival, una Italia que permitirá calibrar si lo sucedido en el estreno fue un espejismo o si realmente el equipo de Luis de la Fuente es un aspirante a todo.

El empate del equipo de Luka Modric ayer ante Albania le ha restado algo de tensión al choque, pues mal se les tiene que dar a ambos para no meterse en los octavos de final. La sombra del biscotto planea, pues el empate parece valerles a ambos, pero parece demasiado pronto para ese tipo de cábalas. Eso sí, que nadie descarte que ambos levanten el pie del acelerador en algún momento del partido.

De la Fuente parece tener las ideas bastante claras en cuanto a su once, pero bien es cierto que las rotaciones son necesarias en un torneo tan intenso y estas pueden empezar a producirse en puestos en los que no hay un titular fijo. Carvajal, Le Normand y Nacho parecen fijos –no parece Laporte al 100% todavía–, pero hay dudas con el lateral izquierdo. Cucurella lo hizo bien ante Croacia, pero Grimaldo tendrá sus minutos en el torneo.

En el centro del campo, Dani Olmo reivindica su momento pese a que no brilló en el estreno. Podría entrar algo más adelantado –para asegurar reforzar el centro del campo– o entrar en el once por Pedri.

En ataque, Lamine Yamal brilló y es indiscutible ahora mismo para un partido así, mientras que los galones de Morata no se discuten, menos tras su gol ante los croatas.

Italia es un viejo y conocido enemigo. Ya son cinco veces seguidas en las que la Roja y la Azzurra se han enfrentado en la Eurocopa–en 2012 lo hicieron dos veces, la primera en la fase de grupos también–, y las dos últimas victorias transalpinas –2016 y 2021– ponen en aviso al equipo español.

En el equipo de Luciano Spalletti, varios nombres a vigilar: los talentosos Nicolo Barella y Federico Chiesa, el incisivo Lorenzo Pellegrini y el potente Gianluca Scamacca.

Tras su brillante debut en la Eurocopa con una goleada ante Croacia, España tiene hoy enfrente otro durísimo rival, una Italia que permitirá calibrar si lo sucedido en el estreno fue un espejismo o si realmente el equipo de Luis de la Fuente es un aspirante a todo.

El empate del equipo de Luka Modric ayer ante Albania le ha restado algo de tensión al choque, pues mal se les tiene que dar a ambos para no meterse en los octavos de final. La sombra del biscotto planea, pues el empate parece valerles a ambos, pero parece demasiado pronto para ese tipo de cábalas. Eso sí, que nadie descarte que ambos levanten el pie del acelerador en algún momento del partido.

De la Fuente parece tener las ideas bastante claras en cuanto a su once, pero bien es cierto que las rotaciones son necesarias en un torneo tan intenso y estas pueden empezar a producirse en puestos en los que no hay un titular fijo. Carvajal, Le Normand y Nacho parecen fijos –no parece Laporte al 100% todavía–, pero hay dudas con el lateral izquierdo. Cucurella lo hizo bien ante Croacia, pero Grimaldo tendrá sus minutos en el torneo.

En el centro del campo, Dani Olmo reivindica su momento pese a que no brilló en el estreno. Podría entrar algo más adelantado –para asegurar reforzar el centro del campo– o entrar en el once por Pedri.

En ataque, Lamine Yamal brilló y es indiscutible ahora mismo para un partido así, mientras que los galones de Morata no se discuten, menos tras su gol ante los croatas.

Italia es un viejo y conocido enemigo. Ya son cinco veces seguidas en las que la Roja y la Azzurra se han enfrentado en la Eurocopa–en 2012 lo hicieron dos veces, la primera en la fase de grupos también–, y las dos últimas victorias transalpinas –2016 y 2021– ponen en aviso al equipo español.

En el equipo de Luciano Spalletti, varios nombres a vigilar: los talentosos Nicolo Barella y Federico Chiesa, el incisivo Lorenzo Pellegrini y el potente Gianluca Scamacca.