Max Verstappen estalla por el ciberacoso que sufre su novia, Kelly Piquet: "Esto tiene que parar, el odio no tiene cabida en este mundo"

El neerlandés Max Verstappen ha dicho basta ante el acoso de que está recibiendo su pareja, Kelly Piquet, en las redes sociales. El piloto de Red Bull se ha pronunciado asegurando que «tiene que parar» y asegurando que «el odio me afectan profundamente a mí y a la gente que me rodea».

«Como ser humano, los comentarios y el odio me afectan profundamente a mí y a la gente que me rodea. Espero que esto sirva de recordatorio para que la gente verifique el contenido online antes de lanzar amenazas. Recuerden que, como dice James Clear, ‘cada acción que realizamos es un voto por lo que queremos ser’. Elijamos ser mejores seres humanos para nosotros mismos y para los demás», compartió el piloto en las redes.

Además, el de Red Bull añadió en una publicación de la propia Kelly Piquet: «Esto tiene que parar. Estas falsas acusaciones de ciertos individuos en Instagram y TikTok son una locura y ridículas al mismo tiempo. El odio no tiene cabida en este mundo. Sabemos lo que es verdad en nuestra familia y somos muy felices juntos. Te amo».

Precisamente en esa publicación la pareja de Max Verstappen comentó su situación actual tras el acoso que está recibiendo. «Una nota mía y un amable recordatorio para todos… El mundo online puede ser un lugar maravilloso por varias razones, pero muy aterrador cuando se lanzan informaciones erróneas y mentiras», arranca diciendo.

«Durante más de tres años, he estado navegando por una ola muy extraña y molesta de acusaciones, rumores, situaciones inventadas, testimonios falsos, capturas de pantalla photoshopeadas… lo que se te ocurra. Todo mientras permanezco en silencio y no hago el juego a estas ridículas afirmaciones», objeta.

«Las acusaciones vertidas especialmente en los últimos meses han adquirido un nuevo nivel de difamación. Los que me conocen saben que nunca me pondría en esas situaciones, ni diría ciertas cosas ni actuaría de esa manera. Estoy lejos de ser perfecta, pero me enorgullezco de mis valores, mi moral y mis modales. Seamos claros», sentencia.

Max Verstappen estalla por el ciberacoso que sufre su novia, Kelly Piquet: "Esto tiene que parar, el odio no tiene cabida en este mundo"

El neerlandés Max Verstappen ha dicho basta ante el acoso de que está recibiendo su pareja, Kelly Piquet, en las redes sociales. El piloto de Red Bull se ha pronunciado asegurando que "tiene que parar" y asegurando que "el odio me afectan profundamente a mí y a la gente que me rodea".

"Como ser humano, los comentarios y el odio me afectan profundamente a mí y a la gente que me rodea. Espero que esto sirva de recordatorio para que la gente verifique el contenido online antes de lanzar amenazas. Recuerden que, como dice James Clear, 'cada acción que realizamos es un voto por lo que queremos ser'. Elijamos ser mejores seres humanos para nosotros mismos y para los demás", compartió el piloto en las redes.

Además, el de Red Bull añadió en una publicación de la propia Kelly Piquet: "Esto tiene que parar. Estas falsas acusaciones de ciertos individuos en Instagram y TikTok son una locura y ridículas al mismo tiempo. El odio no tiene cabida en este mundo. Sabemos lo que es verdad en nuestra familia y somos muy felices juntos. Te amo".

Precisamente en esa publicación la pareja de Max Verstappen comentó su situación actual tras el acoso que está recibiendo. "Una nota mía y un amable recordatorio para todos... El mundo online puede ser un lugar maravilloso por varias razones, pero muy aterrador cuando se lanzan informaciones erróneas y mentiras", arranca diciendo.

"Durante más de tres años, he estado navegando por una ola muy extraña y molesta de acusaciones, rumores, situaciones inventadas, testimonios falsos, capturas de pantalla photoshopeadas... lo que se te ocurra. Todo mientras permanezco en silencio y no hago el juego a estas ridículas afirmaciones", objeta.

"Las acusaciones vertidas especialmente en los últimos meses han adquirido un nuevo nivel de difamación. Los que me conocen saben que nunca me pondría en esas situaciones, ni diría ciertas cosas ni actuaría de esa manera. Estoy lejos de ser perfecta, pero me enorgullezco de mis valores, mi moral y mis modales. Seamos claros", sentencia.

El neerlandés Max Verstappen ha dicho basta ante el acoso de que está recibiendo su pareja, Kelly Piquet, en las redes sociales. El piloto de Red Bull se ha pronunciado asegurando que «tiene que parar» y asegurando que «el odio me afectan profundamente a mí y a la gente que me rodea».

«Como ser humano, los comentarios y el odio me afectan profundamente a mí y a la gente que me rodea. Espero que esto sirva de recordatorio para que la gente verifique el contenido online antes de lanzar amenazas. Recuerden que, como dice James Clear, ‘cada acción que realizamos es un voto por lo que queremos ser’. Elijamos ser mejores seres humanos para nosotros mismos y para los demás», compartió el piloto en las redes.

Además, el de Red Bull añadió en una publicación de la propia Kelly Piquet: «Esto tiene que parar. Estas falsas acusaciones de ciertos individuos en Instagram y TikTok son una locura y ridículas al mismo tiempo. El odio no tiene cabida en este mundo. Sabemos lo que es verdad en nuestra familia y somos muy felices juntos. Te amo».

Precisamente en esa publicación la pareja de Max Verstappen comentó su situación actual tras el acoso que está recibiendo. «Una nota mía y un amable recordatorio para todos… El mundo online puede ser un lugar maravilloso por varias razones, pero muy aterrador cuando se lanzan informaciones erróneas y mentiras», arranca diciendo.

«Durante más de tres años, he estado navegando por una ola muy extraña y molesta de acusaciones, rumores, situaciones inventadas, testimonios falsos, capturas de pantalla photoshopeadas… lo que se te ocurra. Todo mientras permanezco en silencio y no hago el juego a estas ridículas afirmaciones», objeta.

«Las acusaciones vertidas especialmente en los últimos meses han adquirido un nuevo nivel de difamación. Los que me conocen saben que nunca me pondría en esas situaciones, ni diría ciertas cosas ni actuaría de esa manera. Estoy lejos de ser perfecta, pero me enorgullezco de mis valores, mi moral y mis modales. Seamos claros», sentencia.