Miguel Molina hace historia y conquista las 24 Horas de Le Mans con Ferrari

El español Miguel Molina se impuso, con el equipo Ferrari junto al italiano Antonio Fuoco y el danés Nicklas Nielsen, en la 92ª Edición de las 24 Horas de Le Mans en la que la lluvia y el coche de seguridad de más de cuatro horas por la noche fueron protagonistas en el devenir de la carrera.

Además, el español tuvo que sobreponerse a una parada obligatoria en boxes a falta de una hora y 42 minutos, al fallar la cerradura de la puerta derecha de su coche, que pareció comprometer sus opciones de victoria cuando lideraba con comodidad, pero la aparición, de nuevo y de forma intensa, de la lluvia le permitió ahorrarse una parada al Ferrari 50 y llegar hasta el final de la carrera con una parada menos que el resto de sus competidores.

Así, Miguel Molina se convirtió en el tercer español en ganar en la categoría reina de la legendaria prueba de las 24 Horas de Le Mans, como ya hicieran Marc Gené en 2009 y Fernando Alonso tanto en 2018 como en 2019.

El Ferrari 50 partía en cuarta posición, pero Nielsen realizó una salida magistral para tomar el liderato de la prueba, que compartiría e intercambiaría con el Porsche 6, Ferrari 51 y Toyota 8, con el que Buemi completó una impresionante remontada.

Con la llegada de la lluvia y una infracción en boxes para el Ferrari 50, el coche de Molina cedió el liderato ante el Ferrari 83 de Robert Kubica, que pareció haber perdido sus opciones tras el impacto con el BMW 15. La noche y la lluvia fueron el escenario de Álex Palou, cuyo Cadillac no tuvo ritmo como para aspirar a la victoria, pero sí para permitir una tanda de ensueño para el piloto español.

Las primeras horas de la mañana, y un Safety Car provocado por el Aston Martin de Alex Riberas, que no pilotaba en ese momento, benefició a los Ferrari, y los dorsales 50 y 83 volvieron al frente.

La estructura de Molina se enfrascó en una batalla con el Toyota 8, y tras intercambiar problemas en boxes, la lluvia prometía sentenciar la carrera. El Ferrari 51 golpeó al Toyota 8, eliminando las opciones de ambos, y dejando vía libre para que sus compañeros disputasen la victoria.

El Ferrari 50 tuvo que volver a boxes, pues una de sus puertas estaba abierta. La estructura italiana aprovechó para repostar y arriesgar con una estrategia en la que deberían gestionar en los últimos instantes, algo que salió bien gracias al trompo de ‘Pechito’ López a bordo del Toyota 7.

¡ES UNA LOCURA! ¡Ferrari consigue su segunda victoria consecutiva en las #LeMans24 llegando a meta con 2% de energía! 🤯🤯🤯

Bravo, Miguel Molina, Antonio Fuoco y Niklas Nielsen 🙌👏 ¡Sois HISTÓRICOS!

Lo vivimos en los canales de @Eurosport_ES en DAZNpic.twitter.com/y1x4hiUPKO

— DAZN España (@DAZN_ES) June 16, 2024

Los japoneses abandonaron la persecución a 18 minutos del final, lo que permitió a Nielsen cruzar la meta en primera posición, inmortalizando así al propio piloto danés, Miguel Molina y Antonio Fuoco como ganadores de las 24 Horas de Le Mans, con triunfo de Ferrari por segundo año consecutivo.

Miguel Molina hace historia y conquista las 24 Horas de Le Mans con Ferrari

El español Miguel Molina se impuso, con el equipo Ferrari junto al italiano Antonio Fuoco y el danés Nicklas Nielsen, en la 92ª Edición de las 24 Horas de Le Mans en la que la lluvia y el coche de seguridad de más de cuatro horas por la noche fueron protagonistas en el devenir de la carrera.

Además, el español tuvo que sobreponerse a una parada obligatoria en boxes a falta de una hora y 42 minutos, al fallar la cerradura de la puerta derecha de su coche, que pareció comprometer sus opciones de victoria cuando lideraba con comodidad, pero la aparición, de nuevo y de forma intensa, de la lluvia le permitió ahorrarse una parada al Ferrari 50 y llegar hasta el final de la carrera con una parada menos que el resto de sus competidores.

Así, Miguel Molina se convirtió en el tercer español en ganar en la categoría reina de la legendaria prueba de las 24 Horas de Le Mans, como ya hicieran Marc Gené en 2009 y Fernando Alonso tanto en 2018 como en 2019.

El Ferrari 50 partía en cuarta posición, pero Nielsen realizó una salida magistral para tomar el liderato de la prueba, que compartiría e intercambiaría con el Porsche 6, Ferrari 51 y Toyota 8, con el que Buemi completó una impresionante remontada.

Con la llegada de la lluvia y una infracción en boxes para el Ferrari 50, el coche de Molina cedió el liderato ante el Ferrari 83 de Robert Kubica, que pareció haber perdido sus opciones tras el impacto con el BMW 15. La noche y la lluvia fueron el escenario de Álex Palou, cuyo Cadillac no tuvo ritmo como para aspirar a la victoria, pero sí para permitir una tanda de ensueño para el piloto español.

Las primeras horas de la mañana, y un Safety Car provocado por el Aston Martin de Alex Riberas, que no pilotaba en ese momento, benefició a los Ferrari, y los dorsales 50 y 83 volvieron al frente.

La estructura de Molina se enfrascó en una batalla con el Toyota 8, y tras intercambiar problemas en boxes, la lluvia prometía sentenciar la carrera. El Ferrari 51 golpeó al Toyota 8, eliminando las opciones de ambos, y dejando vía libre para que sus compañeros disputasen la victoria.

El Ferrari 50 tuvo que volver a boxes, pues una de sus puertas estaba abierta. La estructura italiana aprovechó para repostar y arriesgar con una estrategia en la que deberían gestionar en los últimos instantes, algo que salió bien gracias al trompo de 'Pechito' López a bordo del Toyota 7.

¡ES UNA LOCURA! ¡Ferrari consigue su segunda victoria consecutiva en las #LeMans24 llegando a meta con 2% de energía! 🤯🤯🤯

Bravo, Miguel Molina, Antonio Fuoco y Niklas Nielsen 🙌👏 ¡Sois HISTÓRICOS!

Lo vivimos en los canales de @Eurosport_ES en DAZNpic.twitter.com/y1x4hiUPKO

— DAZN España (@DAZN_ES) June 16, 2024

Los japoneses abandonaron la persecución a 18 minutos del final, lo que permitió a Nielsen cruzar la meta en primera posición, inmortalizando así al propio piloto danés, Miguel Molina y Antonio Fuoco como ganadores de las 24 Horas de Le Mans, con triunfo de Ferrari por segundo año consecutivo.

El español Miguel Molina se impuso, con el equipo Ferrari junto al italiano Antonio Fuoco y el danés Nicklas Nielsen, en la 92ª Edición de las 24 Horas de Le Mans en la que la lluvia y el coche de seguridad de más de cuatro horas por la noche fueron protagonistas en el devenir de la carrera.

Además, el español tuvo que sobreponerse a una parada obligatoria en boxes a falta de una hora y 42 minutos, al fallar la cerradura de la puerta derecha de su coche, que pareció comprometer sus opciones de victoria cuando lideraba con comodidad, pero la aparición, de nuevo y de forma intensa, de la lluvia le permitió ahorrarse una parada al Ferrari 50 y llegar hasta el final de la carrera con una parada menos que el resto de sus competidores.

Así, Miguel Molina se convirtió en el tercer español en ganar en la categoría reina de la legendaria prueba de las 24 Horas de Le Mans, como ya hicieran Marc Gené en 2009 y Fernando Alonso tanto en 2018 como en 2019.

El Ferrari 50 partía en cuarta posición, pero Nielsen realizó una salida magistral para tomar el liderato de la prueba, que compartiría e intercambiaría con el Porsche 6, Ferrari 51 y Toyota 8, con el que Buemi completó una impresionante remontada.

Con la llegada de la lluvia y una infracción en boxes para el Ferrari 50, el coche de Molina cedió el liderato ante el Ferrari 83 de Robert Kubica, que pareció haber perdido sus opciones tras el impacto con el BMW 15. La noche y la lluvia fueron el escenario de Álex Palou, cuyo Cadillac no tuvo ritmo como para aspirar a la victoria, pero sí para permitir una tanda de ensueño para el piloto español.

Las primeras horas de la mañana, y un Safety Car provocado por el Aston Martin de Alex Riberas, que no pilotaba en ese momento, benefició a los Ferrari, y los dorsales 50 y 83 volvieron al frente.

La estructura de Molina se enfrascó en una batalla con el Toyota 8, y tras intercambiar problemas en boxes, la lluvia prometía sentenciar la carrera. El Ferrari 51 golpeó al Toyota 8, eliminando las opciones de ambos, y dejando vía libre para que sus compañeros disputasen la victoria.

El Ferrari 50 tuvo que volver a boxes, pues una de sus puertas estaba abierta. La estructura italiana aprovechó para repostar y arriesgar con una estrategia en la que deberían gestionar en los últimos instantes, algo que salió bien gracias al trompo de ‘Pechito’ López a bordo del Toyota 7.

¡ES UNA LOCURA! ¡Ferrari consigue su segunda victoria consecutiva en las #LeMans24 llegando a meta con 2% de energía! 🤯🤯🤯

Bravo, Miguel Molina, Antonio Fuoco y Niklas Nielsen 🙌👏 ¡Sois HISTÓRICOS!

Lo vivimos en los canales de @Eurosport_ES en DAZNpic.twitter.com/y1x4hiUPKO

— DAZN España (@DAZN_ES) June 16, 2024

Los japoneses abandonaron la persecución a 18 minutos del final, lo que permitió a Nielsen cruzar la meta en primera posición, inmortalizando así al propio piloto danés, Miguel Molina y Antonio Fuoco como ganadores de las 24 Horas de Le Mans, con triunfo de Ferrari por segundo año consecutivo.