Mike Tyson, atendido de urgencia en pleno vuelo a dos meses de su combate con Jake Paul

Mucho se ha hablado en las últimas semanas sobre los peligros que asume Mike Tyson por participar en un combate de boxeo profesional a sus 58 años. Pues bien, a dos meses de que se celebre su pelea con Jake Paul en el AT&T Stadium en Arlington de Texas, el veteranísmo boxeador ha tenido que ser atendido de urgencia por un problema con una úlcera estomacal.

Los problemas de salud de Tyson comenzaron a manifestarse cuando estaba en pleno viaje. De hecho, la tripulación del vuelo 1815 de American Airlines en el que volaba tuvo que solicitar un médico entre los pasajeros y, finalmente, tuvieron que aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, donde Tyson recibió asistencia.

Una vez en tierra, el púgil fue atendido por los servicios médicos, que descartaron males mayores. Lógicamente, este episodio ha sembrado de dudas su futuro compromiso con Jake Paul. Por tanto, todavía no tenemos claro si, finalmente, las 80.000 personas que caben en el estadio de los Dallas Cowboys podrán disfrutar del retorno de uno de los reyes de los pesos pesados del boxeo.

Todavía no tenemos más detalles sobre lo sucedido y no sabemos si este contratiempo puede afectar a la pelea, que se puede cancelar o posponer. En cualquier caso, esto constituiría un traspiés para Netflix, que tenía previsto estrenarse con emisiones de deportes en vivo.

Mike Tyson, atendido de urgencia en pleno vuelo a dos meses de su combate con Jake Paul

Mucho se ha hablado en las últimas semanas sobre los peligros que asume Mike Tyson por participar en un combate de boxeo profesional a sus 58 años. Pues bien, a dos meses de que se celebre su pelea con Jake Paul en el AT&T Stadium en Arlington de Texas, el veteranísmo boxeador ha tenido que ser atendido de urgencia por un problema con una úlcera estomacal.

Los problemas de salud de Tyson comenzaron a manifestarse cuando estaba en pleno viaje. De hecho, la tripulación del vuelo 1815 de American Airlines en el que volaba tuvo que solicitar un médico entre los pasajeros y, finalmente, tuvieron que aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, donde Tyson recibió asistencia.

Una vez en tierra, el púgil fue atendido por los servicios médicos, que descartaron males mayores. Lógicamente, este episodio ha sembrado de dudas su futuro compromiso con Jake Paul. Por tanto, todavía no tenemos claro si, finalmente, las 80.000 personas que caben en el estadio de los Dallas Cowboys podrán disfrutar del retorno de uno de los reyes de los pesos pesados del boxeo.

Todavía no tenemos más detalles sobre lo sucedido y no sabemos si este contratiempo puede afectar a la pelea, que se puede cancelar o posponer. En cualquier caso, esto constituiría un traspiés para Netflix, que tenía previsto estrenarse con emisiones de deportes en vivo.

Mucho se ha hablado en las últimas semanas sobre los peligros que asume Mike Tyson por participar en un combate de boxeo profesional a sus 58 años. Pues bien, a dos meses de que se celebre su pelea con Jake Paul en el AT&T Stadium en Arlington de Texas, el veteranísmo boxeador ha tenido que ser atendido de urgencia por un problema con una úlcera estomacal.

Los problemas de salud de Tyson comenzaron a manifestarse cuando estaba en pleno viaje. De hecho, la tripulación del vuelo 1815 de American Airlines en el que volaba tuvo que solicitar un médico entre los pasajeros y, finalmente, tuvieron que aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, donde Tyson recibió asistencia.

Una vez en tierra, el púgil fue atendido por los servicios médicos, que descartaron males mayores. Lógicamente, este episodio ha sembrado de dudas su futuro compromiso con Jake Paul. Por tanto, todavía no tenemos claro si, finalmente, las 80.000 personas que caben en el estadio de los Dallas Cowboys podrán disfrutar del retorno de uno de los reyes de los pesos pesados del boxeo.

Todavía no tenemos más detalles sobre lo sucedido y no sabemos si este contratiempo puede afectar a la pelea, que se puede cancelar o posponer. En cualquier caso, esto constituiría un traspiés para Netflix, que tenía previsto estrenarse con emisiones de deportes en vivo.