Muhammad confiesa lo que siente por Edwards antes de UFC Manchester: "Le odio"

A falta de un mes para que llegue UFC Manchester, Belal Muhammad está tratando de ir calentando el ambiente con su próximo rival, Leon Edwards, que es el actual campeón de la división del peso wélter de UFC. El estadounidense quiere llevar la iniciativa antes de la pelea y está intentando hacer que Edwards se la lleve a un plano personal.

De esta forma, Muhammad ha querido dejar claro que lo que siente por el británico es odio y que cree que será una pelea fácil. «Si soy honesto, creo que es el tipo más fácil entre los cinco primeros. Estilísticamente para mí, es un luchador vulnerable. Lo vimos en la pelea con Usman. De todas formas, voy a entrar en esa jaula con odio, porque le odio a él y a todos los que le acompañan”, han sido las palabras del estadounidense.

Por ahora, Edwards no ha entrado al trapo, y es posible que no lo haga en el futuro. El británico no se caracteriza por participar en este tipo de dinámicas, así que es el propio Muhammad quien puede perder energía y ganar frustración, algo que no le viene nada bien a un luchador que conoce bien esta sensación. UFC le ha obligado a ganar nueve veces consecutivas hasta que le ha dado la oportunidad por el título.

El estilo de Muhammad

La reticencia de la gran liga estadounidense de MMA a permitir a Muhammad pelear por el cinturón tiene mucho que ver con su estilo de pelear. El estadounidense es bueno en muchas cosas pero no brilla en nada. Su boxeo es bueno, pero no noquea ni provoca guerras. Y, aunque es cierto que su wrestling es de alto nivel, lo cierto es que no resulta tan vistoso como el de Chimaev, Gamrot o Makhachev. Esto ha hecho que sus peleas hayan resultado, a ojos de UFC, aburridas.

Leon Edwards y Belal Muhammad ya se enfrentaron en UFC en 2021. En aquella ocasión la pelea tuvo que ser detenida en el segundo asalto debido a un piquete de ojos que Edwards le hizo a Muhammad. El resultado fue que la pelea se anuló al considerarse que la acción había sido involuntaria. Poco depués Edwards se haría con el cinturón y a Muhammad le tocaría seguir remando. Quizás eso explique su odio.

Muhammad confiesa lo que siente por Edwards antes de UFC Manchester: "Le odio"

A falta de un mes para que llegue UFC Manchester, Belal Muhammad está tratando de ir calentando el ambiente con su próximo rival, Leon Edwards, que es el actual campeón de la división del peso wélter de UFC. El estadounidense quiere llevar la iniciativa antes de la pelea y está intentando hacer que Edwards se la lleve a un plano personal.

De esta forma, Muhammad ha querido dejar claro que lo que siente por el británico es odio y que cree que será una pelea fácil. "Si soy honesto, creo que es el tipo más fácil entre los cinco primeros. Estilísticamente para mí, es un luchador vulnerable. Lo vimos en la pelea con Usman. De todas formas, voy a entrar en esa jaula con odio, porque le odio a él y a todos los que le acompañan”, han sido las palabras del estadounidense.

Por ahora, Edwards no ha entrado al trapo, y es posible que no lo haga en el futuro. El británico no se caracteriza por participar en este tipo de dinámicas, así que es el propio Muhammad quien puede perder energía y ganar frustración, algo que no le viene nada bien a un luchador que conoce bien esta sensación. UFC le ha obligado a ganar nueve veces consecutivas hasta que le ha dado la oportunidad por el título.

El estilo de Muhammad

La reticencia de la gran liga estadounidense de MMA a permitir a Muhammad pelear por el cinturón tiene mucho que ver con su estilo de pelear. El estadounidense es bueno en muchas cosas pero no brilla en nada. Su boxeo es bueno, pero no noquea ni provoca guerras. Y, aunque es cierto que su wrestling es de alto nivel, lo cierto es que no resulta tan vistoso como el de Chimaev, Gamrot o Makhachev. Esto ha hecho que sus peleas hayan resultado, a ojos de UFC, aburridas.

Leon Edwards y Belal Muhammad ya se enfrentaron en UFC en 2021. En aquella ocasión la pelea tuvo que ser detenida en el segundo asalto debido a un piquete de ojos que Edwards le hizo a Muhammad. El resultado fue que la pelea se anuló al considerarse que la acción había sido involuntaria. Poco depués Edwards se haría con el cinturón y a Muhammad le tocaría seguir remando. Quizás eso explique su odio.

A falta de un mes para que llegue UFC Manchester, Belal Muhammad está tratando de ir calentando el ambiente con su próximo rival, Leon Edwards, que es el actual campeón de la división del peso wélter de UFC. El estadounidense quiere llevar la iniciativa antes de la pelea y está intentando hacer que Edwards se la lleve a un plano personal.

De esta forma, Muhammad ha querido dejar claro que lo que siente por el británico es odio y que cree que será una pelea fácil. «Si soy honesto, creo que es el tipo más fácil entre los cinco primeros. Estilísticamente para mí, es un luchador vulnerable. Lo vimos en la pelea con Usman. De todas formas, voy a entrar en esa jaula con odio, porque le odio a él y a todos los que le acompañan”, han sido las palabras del estadounidense.

Por ahora, Edwards no ha entrado al trapo, y es posible que no lo haga en el futuro. El británico no se caracteriza por participar en este tipo de dinámicas, así que es el propio Muhammad quien puede perder energía y ganar frustración, algo que no le viene nada bien a un luchador que conoce bien esta sensación. UFC le ha obligado a ganar nueve veces consecutivas hasta que le ha dado la oportunidad por el título.

El estilo de Muhammad

La reticencia de la gran liga estadounidense de MMA a permitir a Muhammad pelear por el cinturón tiene mucho que ver con su estilo de pelear. El estadounidense es bueno en muchas cosas pero no brilla en nada. Su boxeo es bueno, pero no noquea ni provoca guerras. Y, aunque es cierto que su wrestling es de alto nivel, lo cierto es que no resulta tan vistoso como el de Chimaev, Gamrot o Makhachev. Esto ha hecho que sus peleas hayan resultado, a ojos de UFC, aburridas.

Leon Edwards y Belal Muhammad ya se enfrentaron en UFC en 2021. En aquella ocasión la pelea tuvo que ser detenida en el segundo asalto debido a un piquete de ojos que Edwards le hizo a Muhammad. El resultado fue que la pelea se anuló al considerarse que la acción había sido involuntaria. Poco depués Edwards se haría con el cinturón y a Muhammad le tocaría seguir remando. Quizás eso explique su odio.