Roland Garros reacciona tras las quejas de los jugadores: "Se acabó el alcohol en la grada"

La organización de Roland Garros vive este año una de sus ediciones más complicadas, pues, además de tener que lidiar con la lluvia, los responsables del torneo se han visto obligados a tomar medidas con una afición ‘desmadrada’ tras las quejas de varios jugadores profesionales.

Cierto es que esta edición de 2024 ha aglutinado muchos problemas entre fans y jugadores en las primeras jornadas. Swiatek se quejó de los gritos en plena disputa de puntos, Goffin denunció haber sido escupido y Schwartzman fue gravemente insultado durante un partido ante un jugador local.

Sobre estos problemas ha sido preguntada Amelie Mauremo, exjugadora y actual directora, que aseveró en una entrevista concedida a L’ Equipe que ya han tomado medidas para acabar con esto.

La máxima responsable asegura que «desde el Covid» han observado «un cambio en el comportamiento de las personas en cuanto al ambiente», algo que ha quedado más que confirmado en esta edición. Así, con el fin de preservar el ambiente de la manera más respetuosa posible, Mauresmo ha señalado a su equipo una serie de límites que no se podrán cruzar.

«Respeto por el jugador y respeto por el juego. Palabras inapropiadas, objetos arrojados… Las instrucciones dadas a los servicios de seguridad son muy claras y no habrá dudas. Yo personalmente pasé las instrucciones a los jueces de silla, que tienen que ser hiperreactivos a todo esto», aclaró.

Por último, la exjugadora anunció una medida directa para reducir el riesgo de estas situaciones: «Anteriormente se permitía el alcohol en las gradas, excepto en la tribuna de los jugadores y en la tribuna presidencial. Ahora, se acabó en todas partes», zanjó.

Roland Garros reacciona tras las quejas de los jugadores: "Se acabó el alcohol en la grada"

La organización de Roland Garros vive este año una de sus ediciones más complicadas, pues, además de tener que lidiar con la lluvia, los responsables del torneo se han visto obligados a tomar medidas con una afición 'desmadrada' tras las quejas de varios jugadores profesionales.

Cierto es que esta edición de 2024 ha aglutinado muchos problemas entre fans y jugadores en las primeras jornadas. Swiatek se quejó de los gritos en plena disputa de puntos, Goffin denunció haber sido escupido y Schwartzman fue gravemente insultado durante un partido ante un jugador local.

Sobre estos problemas ha sido preguntada Amelie Mauremo, exjugadora y actual directora, que aseveró en una entrevista concedida a L' Equipe que ya han tomado medidas para acabar con esto.

La máxima responsable asegura que "desde el Covid" han observado "un cambio en el comportamiento de las personas en cuanto al ambiente", algo que ha quedado más que confirmado en esta edición. Así, con el fin de preservar el ambiente de la manera más respetuosa posible, Mauresmo ha señalado a su equipo una serie de límites que no se podrán cruzar.

"Respeto por el jugador y respeto por el juego. Palabras inapropiadas, objetos arrojados... Las instrucciones dadas a los servicios de seguridad son muy claras y no habrá dudas. Yo personalmente pasé las instrucciones a los jueces de silla, que tienen que ser hiperreactivos a todo esto", aclaró.

Por último, la exjugadora anunció una medida directa para reducir el riesgo de estas situaciones: "Anteriormente se permitía el alcohol en las gradas, excepto en la tribuna de los jugadores y en la tribuna presidencial. Ahora, se acabó en todas partes", zanjó.

La organización de Roland Garros vive este año una de sus ediciones más complicadas, pues, además de tener que lidiar con la lluvia, los responsables del torneo se han visto obligados a tomar medidas con una afición ‘desmadrada’ tras las quejas de varios jugadores profesionales.

Cierto es que esta edición de 2024 ha aglutinado muchos problemas entre fans y jugadores en las primeras jornadas. Swiatek se quejó de los gritos en plena disputa de puntos, Goffin denunció haber sido escupido y Schwartzman fue gravemente insultado durante un partido ante un jugador local.

Sobre estos problemas ha sido preguntada Amelie Mauremo, exjugadora y actual directora, que aseveró en una entrevista concedida a L’ Equipe que ya han tomado medidas para acabar con esto.

La máxima responsable asegura que «desde el Covid» han observado «un cambio en el comportamiento de las personas en cuanto al ambiente», algo que ha quedado más que confirmado en esta edición. Así, con el fin de preservar el ambiente de la manera más respetuosa posible, Mauresmo ha señalado a su equipo una serie de límites que no se podrán cruzar.

«Respeto por el jugador y respeto por el juego. Palabras inapropiadas, objetos arrojados… Las instrucciones dadas a los servicios de seguridad son muy claras y no habrá dudas. Yo personalmente pasé las instrucciones a los jueces de silla, que tienen que ser hiperreactivos a todo esto», aclaró.

Por último, la exjugadora anunció una medida directa para reducir el riesgo de estas situaciones: «Anteriormente se permitía el alcohol en las gradas, excepto en la tribuna de los jugadores y en la tribuna presidencial. Ahora, se acabó en todas partes», zanjó.