Xavi habla sobre su salida del Barça y evita mencionar a Laporta: "Los motivos los tiene que explicar quien ha tomado la decisión"

«Los motivos los tiene que explicar quien ha tomado esta decisión». Así, sin siquiera citar a Joan Laporta, se limitó a explicar Xavi Hernández su salida del FC Barcelona tras dirigir su último partido como entrenador del primer equipo culé ante el Sevilla.

El de Terrassa, que insistió en rueda de prensa en que no le correspondía a él «decir los motivos» de su adiós, sino que «es el presidente el que tiene que decirlo», se mostró «orgulloso y bastante satisfecho de lo que hemos hecho en estos dos años y medio», en los que consiguió ganar «dos títulos en una situación de mucha adversidad», y quiso «desearle lo mejor al Barça y a los jugadores, que se han portado espectacular».

Además, señaló que «el club está por encima de cualquier persona» y que, por ello, «sólo queda entender la situación», aunque tiene «la sensación que todo lo hecho en estos dos años y medio ha causado terremoto».

«Me han apuntado muchas veces. No he podido trabajar con mucha tranquilidad y calma. Pedíamos estabilidad hace un mes. Esto es el fútbol y la vida del entrenador. Es una pena, pero no tengo más que aceptarlo», recalcó.

En este sentido, el entrenador consideró que «no se ha valorado suficiente el trabajo en la situación de adversidad que venimos», pues ha recordado que «era noveno en la clasificación cuando llegamos» y ese mismo año «acabamos segundos», así como que «el primer año que empezamos conseguimos un doblete».

«Y este año no hemos estado a la altura, pero ha sido por cuatro partidos clave. Pensaba que esto iba para delante, pero no ha sido así. Estoy triste, pero esto es mi trabajo actualmente», comentó, al mismo tiempo que valoró que «el que venga que sepa que tiene una situación difícil, con una situación económica adversa» y que «no será fácil para nada».

Xavi habla sobre su salida del Barça y evita mencionar a Laporta: "Los motivos los tiene que explicar quien ha tomado la decisión"

"Los motivos los tiene que explicar quien ha tomado esta decisión". Así, sin siquiera citar a Joan Laporta, se limitó a explicar Xavi Hernández su salida del FC Barcelona tras dirigir su último partido como entrenador del primer equipo culé ante el Sevilla.

El de Terrassa, que insistió en rueda de prensa en que no le correspondía a él "decir los motivos" de su adiós, sino que "es el presidente el que tiene que decirlo", se mostró "orgulloso y bastante satisfecho de lo que hemos hecho en estos dos años y medio", en los que consiguió ganar "dos títulos en una situación de mucha adversidad", y quiso "desearle lo mejor al Barça y a los jugadores, que se han portado espectacular".

Además, señaló que "el club está por encima de cualquier persona" y que, por ello, "sólo queda entender la situación", aunque tiene "la sensación que todo lo hecho en estos dos años y medio ha causado terremoto".

"Me han apuntado muchas veces. No he podido trabajar con mucha tranquilidad y calma. Pedíamos estabilidad hace un mes. Esto es el fútbol y la vida del entrenador. Es una pena, pero no tengo más que aceptarlo", recalcó.

En este sentido, el entrenador consideró que "no se ha valorado suficiente el trabajo en la situación de adversidad que venimos", pues ha recordado que "era noveno en la clasificación cuando llegamos" y ese mismo año "acabamos segundos", así como que "el primer año que empezamos conseguimos un doblete".

"Y este año no hemos estado a la altura, pero ha sido por cuatro partidos clave. Pensaba que esto iba para delante, pero no ha sido así. Estoy triste, pero esto es mi trabajo actualmente", comentó, al mismo tiempo que valoró que "el que venga que sepa que tiene una situación difícil, con una situación económica adversa" y que "no será fácil para nada".

«Los motivos los tiene que explicar quien ha tomado esta decisión». Así, sin siquiera citar a Joan Laporta, se limitó a explicar Xavi Hernández su salida del FC Barcelona tras dirigir su último partido como entrenador del primer equipo culé ante el Sevilla.

El de Terrassa, que insistió en rueda de prensa en que no le correspondía a él «decir los motivos» de su adiós, sino que «es el presidente el que tiene que decirlo», se mostró «orgulloso y bastante satisfecho de lo que hemos hecho en estos dos años y medio», en los que consiguió ganar «dos títulos en una situación de mucha adversidad», y quiso «desearle lo mejor al Barça y a los jugadores, que se han portado espectacular».

Además, señaló que «el club está por encima de cualquier persona» y que, por ello, «sólo queda entender la situación», aunque tiene «la sensación que todo lo hecho en estos dos años y medio ha causado terremoto».

«Me han apuntado muchas veces. No he podido trabajar con mucha tranquilidad y calma. Pedíamos estabilidad hace un mes. Esto es el fútbol y la vida del entrenador. Es una pena, pero no tengo más que aceptarlo», recalcó.

En este sentido, el entrenador consideró que «no se ha valorado suficiente el trabajo en la situación de adversidad que venimos», pues ha recordado que «era noveno en la clasificación cuando llegamos» y ese mismo año «acabamos segundos», así como que «el primer año que empezamos conseguimos un doblete».

«Y este año no hemos estado a la altura, pero ha sido por cuatro partidos clave. Pensaba que esto iba para delante, pero no ha sido así. Estoy triste, pero esto es mi trabajo actualmente», comentó, al mismo tiempo que valoró que «el que venga que sepa que tiene una situación difícil, con una situación económica adversa» y que «no será fácil para nada».